Buscar en esta página

¿Cómo crees que la Filosofía puede aportar a tu vida?

lunes, 14 de noviembre de 2016

¿Trump o Clinton? El Colegio Electoral



Foto tomada de internet

Hoy hay manifestaciones contra Trump en buena parte del territorio americano de ciudadanos que no quieren un Presidente de odio. En diciembre el Colegio Electoral puede cambiar el sentido de la elección dándole la victoria a Clinton. Habrá manifestaciones de aquí a entonces para presionar al Colegio desde ambos bandos. El Colegio le dará la victoria a Clinton, porque así lo requiere Wall Street, y con el pretexto de detener las protestas y darle estabilidad a EEUU. A partir de entonces se vendrán las protestas a favor de Trump, cada vez más radicales y violentas, de los reaccionarios, conservadores, supremacistas raciales, xenófobos, antiinmigrantes, derechistas, caras pálidas, que comienzan a anunciar manifestaciones, como la del ku klux klan, en apoyo a su ganador. 


La derecha intolerante ha salido de las catacumbas, como en México, como en Colombia, como en España, como en Argentina, pero ahora en el país más poderoso del planeta, cuando eso parecía cosa del pasado, cuando parecía que la lección había sido aprendida, cuando otro Hitler no era pensable en occidente, tierra de la libertad y los derechos humanos, de la democracia. La intolerancia y la violencia se yerguen altaneras y amenazantes nuevamente. Los derechos humanos en plena crisis universal. 



¿Tiene el sistema americano la capacidad de detener este derrumbe que se avecina y que ese mismo sistema ha provocado al permitir dos vencedores, uno el del pueblo y otro el del sistema? Curiosamente Clinton es la elegida del pueblo, al obtener mayor número de votos individuales, y también del sistema no escrito (Wall Street), pero el mismo sistema escrito (Constitución) le da la victoria a Trump, para que en diciembre el sistema no escrito (Colegio Electoral, influido quizá por Wall Street) revierta la elección establecida por el sistema escrito (Constitución), dándole en apariencia la razón al pueblo, pero despertando la ira de esa parte del pueblo radical e intolerante que apoya a Trump. Menuda encrucijada histórica. La única solución, la renuncia irrestricta de Clinton a dar la pelea, inaugurando una nueva era de oscuridad, a no ser que el mismo Trump sea sometido por el sistema y sus iniciativas se queden en pura bravuconada electorera. 


Si Clinton gana, gana el sistema, si Trump gana, debe ser sometido por el sistema, y así nuevamente gana el sistema. El pueblo hecho añicos con calles en llamas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Vídeos de interés

Loading...

Apóyanos con un donativo para hacer crecer este proyecto.